Juguete solidario
29 enero, 2019
Eneko y su paso por Ausartzen
29 enero, 2019

Elvira y su voluntariado con SED

Como poder describir mi experiencia en Guatemala…..como empiezo….imágenes, muchas imágenes, colores, olores, sentimientos. Guatemala es el país de los volcanes y de las emociones. Disfrute de los 5 sentidos. La vista, porque es un lugar visualmente precioso, con esas flores,  ese colorido, la mezcla de verdes en la montaña….es preciosa. El gusto, la intensidad del sabor de la fruta, fruta que nunca había visto, la sensación de probar un sabor diferente. El oído, el caos de la ciudad con los pitidos mezclado con el murmullo de la gente, ese ruido tan molesto pero a la vez tranquilizador, da señal de cuidad viva. El olfato, desde el pestazo de los camiones al olor variopinto del mercado, la mezcla de comida, de gente, de animales….Y el tacto, ese abrazo con mis niños y con mis niñas…

Guatemala para mí son los guatemaltecos, la gente que he conocido, las experiencias que he vivido, lo que aprendí, lo que me dejaron compartir con ellos, tantos pensamientos, tantas sensaciones. Desde la sonrisa de los niños y niñas de la Anunciata cuando hacíamos un juego juntas, a los chicos del Iteck con sus dudas en la vida, poder compartir sus sentimientos con su propia clase, buscar soluciones juntos, hasta las chicas del internando de la Anunciata, nuestras conversaciones sobre lo que les gusta, sus miedos, sus risas, sus miradas, sus abrazos. No hay un solo recuerdo con el que quedarme, es imposible, desde el primer día, hasta el último, desde que estuvimos en el avión, hasta el avión de vuelta,  ha sido todo emoción.

Quiero agradecer a Ausartzen la oportunidad que me dio con este viaje, poder compartir todo lo que he llegado a compartir allí, llenar la mochila de la vida con una experiencia tan increíble……eso estará conmigo siempre, ha sido una autentica suerte poder participar en una oportunidad así, poder vivir y sentir todo lo que Guatemala y su gente te ofrece, mil gracias de corazón, siempre estará conmigo.

Dicen que en el mundo hay dos clases de personas, las que están y las que viven, pues puedo asegurar que ese mes viví.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *